Corrección de obstrucción de las trompas de Falopio (trompas tapadas)
Salpingoclasia


Correción de Obstrucciones:


Cuando se las trompas de Falopio se obstruyen es imposible que se encuentren los espermatozoides con el óvulo y por lo tanto las pacientes quedan estériles, existen diferentes problemas que causan estas obstrucciones, como son:

  • Infecciones genitales
  • Endometriosis
  • Adherencias (como efecto secundario de cirugías en los órganos cercanos a estas)

En estos casos la única opción es destaparlas quirúrgicamente. Hasta hace algunos años se practicaban cirugías tradicionales con grandes cicatrices en el abdomen para corregir este problema, sin embargo esta cirugía por ser más brusca y agresiva para el organismo fracasaba con mucha frecuencia y traía otros problemas como formación de adherencias que dejaban ya impedida a la mujer para concebir en forma natural. Con el advenimiento de la “microcirugía” se desarrollaron técnicas más delicadas y exitosas, utilizando microscopios e instrumental muy fino que disminuía la posibilidad de lastimar estos delicados órganos y por lo tanto menor formación de adherencias.

Estas técnicas fueron aplicadas a la cirugía laparoscópica y hoy en día se hace esta cirugía con sólo pequeñas heridas en el abdómen (menores de 5mm) y con mejores resultados que en la cirugía tradicional (laparotomía). En algunos casos se usa una técnica llamada “histeroscopía” en la cual se introduce un pequeño telescopio a través de la vagina y entra en el útero, entonces con finísimos mangueritas se entra en los orificios que conectan con las trompas y se destapan eliminando las obstrucciones.

Con esta técnica, ni siquiera es necesario hacer incisiones, es decir que no quedan cicatrices en el abdómen.  

Salpingoclasia:

Esta es una cirugía usada cuando la mujer ya no desea definitivamente tener más hijos, con una pequeñísima incisión dentro del ombligo (no deja cicatriz visible) se pueden ligar o cortar las trompas para lograr este objetivo. La paciente permanece sólo unas horas en el hospital y es egresada ese mismo día a casa, con una recuperación menor a una semana.

Una nueva técnica se realiza por “histeroscopía”, esta consiste en introducir un finísimo tubito que tiene una lente dentro de la matriz, y mirando con una cámara se buscan los orificios de entrada a las trompas, se coloca entonces un tapón con un material especial en forma de resorte dentro de las trompas y se dejan allí de tal forma que las trompas quedan ya obstruidas permanentemente evitando así el paso de los espermatozoides en su camino hacia el óvulo, por lo que impiden el embarazo. Esta técnica se llama “ESSURE” y es un procedimiento que  se puede hacer bajo sedación leve y sin dejar ninguna cicatriz. Las pacientes se pueden ir a casa  continuar con sus actividades normales el día siguiente, quedando protegidas contra el embarazo en forma permanente.

Reversión de la salpingoclasia:

Cuando una mujer que ha sido ligada (se cortaron o ligaron sus trompas para ya no tener más bebés) y por cualquier causa se arrepiente y desea tener más hijos, es factible volver a unir las trompas y recuperar así posibilidad de volverse a embarazar.

Para esto se hacen microcirugías que pueden ser realizadas por cirugía tradicional (cicatriz como la de una cesárea) ó por laparoscopía (pequeñísimas cicatrices ene. Abdómen).

En la Clínica, nuestros especialistas evaluarán tu caso y decidirán cual es la técnica que te puede ofrecer la mayor posibilidad de éxito.  En los casos en que se han cortado completas las trompas (extirpación) o que ya no pueden ser reconstruidas, el  especialista en reproducción les ofrecen técnicas  de fertilización in Vitro,  que dan la posibilidad de  tener un hijo aunque las trompas estén totalmente dañadas o hayan sido extirpadas.

 

 
Copyright 2008. UN DESARROLLO DE ANGELES EN LINEA S.A DE C.V.