Si te han diagnosticado o tienes sospecha de tener MIOMAS es importante que te informes adecuadamente sobre cuáles son tus opciones antes de tomar una decisión sobre tu tratamiento.
 
Es muy frecuente que cuando se diagnostican miomas la mayoría de los ginecólogos  indican como única opción de  tratamiento la Histerectomía, operación en la que se extirpa el útero, (también  llamado matriz),  esto a través de una cirugía en al abdomen que deja una gran cicatriz y es muy dolorosa.  Pero cuando esta cirugía se realiza, se pierde la capacidad de tener hijos. Si aún no has tenido hijos, no permitas que te la realicen. 
 
Quitar la matriz si tu no lo deseas debe ser  la “última opción” ya que  se ha visto que quitar  la matriz u ovarios cuando no se desea y aún se tiene deseo de tener familia  puede traer fuertes consecuencias emocionales y/o psicológicas.
 
La nueva noticia es que ya existen nuevos tratamientos que permiten eliminar los miomas de una forma menos agresiva y con la posibilidad de conservar el útero. Incluso cuando es necesario extirpar este órgano la cirugía laparoscópica (histerectomía laparoscópica) ofrece muchas ventajas como son:
  • Menos dolor (80% menos doloroso que la cirugía tradicional) 
  • Estancia corta en el hospital
  • Rápida recuperación
  • Cicatrices mínimas
  • No te quitan los ovarios lo que evita la menopausia prematura
¿QUE HAGO SI TENGO MIOMAS Y NO QUIERO PERDER LA MATRIZ?
 
Gracias a técnicas avanzadas en cirugía se realiza un procedimiento llamado “miomectomía  laparoscópica”, que nos ofrece la posibilidad de desprender  los miomas conservando el  útero y reconstruyéndolo,  para que tu anatomía como mujer no cambie y puedas conservar la posibilidad de tener hijos.  
 
Esta técnica que prácticamente no deja cicatrices, con  incisiones milimétricas y con una recuperación prácticamente inmediata regresando a tu vida normal de 7 a 10 días.
 
No todos los ginecólogos realizan cirugía laparoscópica, pero es una maravilla y gracias a la evolución de la medicina quitarte la matriz puede sustituirse por procedimientos menos radicales. 
 
CUANDO SE TIENEN MIOMAS Y YA NO HAY DESEO DE EMBARAZO, la mejor opción es retirar el útero (histerectomía), ya que evita la posibilidad de nuevas cirugías en un futuro, elimina el riesgo del cáncer cervicouterino, el endometrial y disminuye un 50% la incidencia de cáncer de los ovarios, aún cuando estos no sean retirados. Cuando hay que hacer una histerectomía la mejor opción es realizarla por laparoscopía (histerectomía laparoscópica), ya que te brinda enormes ventajas.