Histerectomía Laparoscópica
Es una cirugía mediante la cual se extirpa el útero (también llamado matriz) en forma total. Esta técnica debe ser aplicable solo a aquellas mujeres que ya no desean tener familia y que desean un tratamiento definitivo para sus síntomas.

Tradicionalmente se ha hecho en  la mayoría de los casos a través de una gran incisión en el abdomen parecida a la que se hace en una cesárea (laparotomía). Esta es una cirugía efectiva pero muy dolorosa y agresiva, por lo que es necesaria la permanencia en el Hospital por 3 días en general.
 
Su recuperación es lenta y tediosa ya que impide realizar actividades normales por periodos de 30 a 45 días, lo que con frecuencia repercute en el estado de ánimo de la paciente y altera notablemente su capacidad para volver a sus actividades cotidianas. 
 
Histerectomía Laparoscópica
 
Afortunadamente hoy en día se cuenta con la cirugía “laparoscópica”, una técnica que permite la extirpación del útero a través de pequeñas incisiones en el abdomen (cortaditas de medio centímetro), las cuales son casi imperceptibles pero sobre todo ayudan a que la agresión al organismo sea mínima y por lo tanto también el dolor.
 
Esto permite que las pacientes puedan ser egresadas del hospital en periodos muy cortos (24 Hrs.) y que se recuperen rápidamente, aproximadamente de 7 a 10 días pueden realizar el 80 a 90% de sus actividades cotidianas y evitan las largas ausencias de sus labores diarias.
 
También evita que se afecte su estado de ánimo y les ayuda a reincorporarse a las actividades laborales y familiares en forma rápida. 
 
La Histerectomía Laparoscópica se realiza con mayor frecuencia por la presencia de miomas, aunque también por hemorragias, alteraciones endometriales, adenomiosis, lesiones premalignas y malignas iniciales. 

Existen dos técnicas de la Histerectomía Laparoscópica:
  • Subtotal (supracervical): Se extirpa únicamente el cuerpo del útero y se deja en su lugar el cuello o cérvix.
  • Total: Se extirpa el útero completo incluyendo el cérvix.

 La cirugía más frecuente es la Total, ya que al quitar el cérvix se evitan riesgos futuros de cáncer cervical, sin embargo algunas pacientes eligen la Subtotal por el deseo de no perder totalmente su matriz. 

En la Clínica de Endometriosis y Cirugía Laparoscópica, nuestros cirujanos son expertos en estas nuevas técnicas y han sido pioneros de la Cirugía Laparoscópica en México y Latinoamérica, su amplia experiencia les ha permitido conseguir cada vez mejores resultados para nuestras pacientes.
La  Miomectomía y la Histerectomía Laparoscópica son procedimientos habituales para ellos ya que se realizan con mucha seguridad dentro de nuestros quirófanos, estos se encuentran perfectamente equipados con alta tecnología y los servicios de apoyo hospitalario acordes a un centro de excelencia en servicios médicos en México.
 
Nos honramos por contar con un excelente nivel médico acorde a los altos estándares internacionales.